Volvo y la Universidad Tecnológica de Nanyang lanzan el primer autobús eléctrico autónomo con una longitud de 12 metros y capacidad para 80 pasajeros

Tras realizar una serie de pruebas del autobús autónomo en los aledaños del recinto universitario, Volvo pretende pasar próximamente a realizar unos ensayos en la vía pública y comprobar la efectividad de este.

El autobús cuenta con 36 asientos y proporciona un funcionamiento silencioso con cero emisiones. Asimismo, es el primer autobús eléctrico y autónomo de la compañía sueca, requiere un 80% menos de energía que un autobús diésel de tamaño equivalente.

Volvo autobús autónomo

Inteligencia artificial al servicio del autobús de Volvo

El Volvo 7900 está equipado con numerosos sensores y controles de navegación gestionados mediante un sistema de inteligencia artificial. Un sistema protegido con medidas de ciberseguridad para prevenir las intrusiones no deseadas.

Asimismo, el autobús de Volvo es el primero de dos que se han sometido a las pruebas preliminares en el Centro de Excelencia para Pruebas e Investigación de Vehículos Autónomos (CETRAN).

Entre los sensores y controles de navegación encontramos: sensores de detección de luz y de alcance, cámaras de visión estéreo con imágenes en 3D y un avanzado sistema de navegación por satélite que utiliza cinemática en tiempo real para proporcionar una ubicación con una precisión de hasta un centímetro.

Volvo autobús autónomo

Pruebas en la vía pública

El operador de transporte público de Singapur, desempeñará un papel clave en la  capacidad vial del autobús autónomo. En primer lugar, las instalaciones facilitadas serán como el mundo real, para evaluar la conducción de forma autónoma en situaciones de tráfico y estacionar de manera segura en las áreas de carga.

Volvo seguirá así los pasos de Daimler Buses, que realizó las primeras pruebas con un prototipo de autobús autónomo en condiciones de tráfico real en julio de 2016 por las calles de Amsterdam, donde recorrió 20 kilómetros.

Volvo autobús autónomo

Finalmente, es preciso recordar que estamos ante un autobús autónomo pero también eléctrico, por lo que necesita una recarga de batería de forma rápida y eficaz. Por ello, ABB, una empresa líder en tecnología ha creado una infraestructura de carga rápida.

Este sistema de carga rápida, HVC 300P es ideal para la carga autónoma en autobuses. Con una potencia de carga de 300 kW recargará la batería en 3-6 minutos. Permitiendo cargar al final de la ruta sin afectar al tiempo del servicio.