Aunque sea una propuesta local, las facilidades para potenciar la venta de coches avanzan nuevas estrategias comerciales

Si los clientes no van a los concesionarios, los concesionarios van a los clientes. Bueno, o al menos los coches de pruebas de Volvo se acercarán a los interesados en adquirir un nuevo Volvo XC40 en Gran Bretaña.

Con estas premisas ha propuesto Volvo, en su delegación para las islas británicas, mejorar la experiencia de compra de sus coches nuevos, incluso antes de ser propietario de pleno derecho de uno de sus automóviles.

Y es que, de momento el programa Test Drive+ solo está disponible en Gran Bretaña y para el modelo XC40 aunque se asegura que los modelos ofrecidos se irán ampliando.

Las cada vez más crecientes dificultades a las que los distribuidores autorizados se enfrentan para hacer llegar sus productos a los potenciales clientes obliga a marcar nuevas hojas de ruta en la venta de coches nuevos o, al menos en reinventar la forma de promover el interés por los vehículos que exponen en su showrooms.

Volvo Test Drive+ XC40Volvo Test Drive+

Pensando en las características de vida del cliente modelo de Volvo, la prioridad por la utilización funcional del tiempo lleva a ofrecer un servicio de petición individualizada de pruebas de conducción.

A través de la página web, mediante ordenador, smartphone o tableta, o del número de teléfono habilitado para este programa, los interesados en el Volvo XC40 podrán concertar una cita para acudir a probar el coche, siendo el punto de referencia de este test el concesionario elegido o su propio domicilio o en el lugar de trabajo.

En caso de establecer una visita al concesionario, allí será atendido por el personal del mismo y dará lugar el test de conducción. En caso de que se solicite la prueba cuyo punto de partida fuese el lugar elegido por el posible comprador, un comercial llevará la unidad de prueba del SUV de acceso a la familia de todocaminos de la marca hasta el domicilio del solicitante.

Sabiendo que comprar un coche, o bien realizar un Care by Volvo, la versión propia de un contrato de renting de Volvo, no es una decisión que se pueda tomar a la ligera o basándose en una visita al concesionario donde conocer de forma estática el vehículo o una mera toma de contacto, los distribuidores de la marca ofrecerán la posibilidad de ampliar el periodo de prueba del coche hasta un máximo de cuatro días.

Tiempo suficiente para adaptar el Volvo XC40 de prueba al estilo de vida del interesado, de sumirle en las rutinas y quehaceres de su unidad familiar, de su estilo de vida, de su tipo de conducción… y decidir si es el coche que estaba buscando.

Todo con el objetivo de facilitar la vida a sus clientes… o a sus posibles clientes.