Volkswagen está desarrollando un nuevo software denominado “We” que mantendrá conectado al vehículo con el usuario y la propia marca.

El mundo del automóvil y el tecnológico están caminando de la mano desde hace años, pero ahora podemos ver los resultados de dicha combinación de una forma más clara y precisa. Volkswagen, una firma que ha introducido importantes revoluciones en su gama de vehículos, ha querido ir un paso más allá. Gracias al desarrollo de un nuevo software que mantendrá conectados tanto a los conductores con su vehículo como a estos entre los demás coches. Este proceso lo podremos ver aplicado en los modelos I.D de Volkswagen, es decir, aquellos que recurran a la electricidad como sustento de vida.

Este nuevo software ha sido denominado como “We” y permitirá a los usuarios de los modelos de Volkswagen convertir a su coche en todo un dispositivo electrónico sobre ruedas. Gracias a este sistema, los clientes podrán crear un ecosistema único alrededor de su Volkswagen, trasladando todo tipo de información y facilitar la conducción en multitud de aspectos.

El ecosistema “We” mucho más sencillo para el coche y para el conductor

Uno de los principales objetivos de los ingenieros de Volkswagen no solo generar una conexión mucho más directa entre el conductor y el vehículo, sino hacer que la fabricación de estos sea más simple y sencilla. Michael Jost, uno de los principales directivos del departamento de estrategia de Volkswagen, ha confirmado que los modelos I.D de la firma germana gozarán de una sencillez mecánica apabullante, y que reducirá considerablemente las complicaciones al volante.

Este nuevo software está basado en el denominado vw.OS, un sistema operativo que está desarrollando la propia Volkswagen. Jost afirma que, gracias a la presencia de este, será posible separar de forma contundente el hardware del software, provocando que este reciba constantes actualizaciones y que el sistema interno del vehículo no se quede obsoleto en ningún momento.

El año 2020 será el punto de inflexión para Volkswagen

En la actualidad, la firma germana ya está ofreciendo multitud de opciones a sus clientes para no solo conectarse al vehículo, sino también para vincular prácticamente cualquier dispositivo electrónico. Esto es posible gracias al sistema denominado Volkswagen Connect, pero será a partir del año 2020 cuando la firma alemana establezca una conexión total con sus vehículos.

Volkswagen tiene como objetivo contar con más de 5 millones de vehículos completamente conectados, una hazaña que permitirá a la marca acercarnos directamente a ese futuro que, hasta hace poco, se sentía muy alejado. Sin embargo, esta conexión no solo será fructífera para la relación entre el cliente y su coche, sino también para la relación con el propio concesionario.

Gracias al amplio ecosistema que pretende introducir Volkswagen en la futura familia I.D, los propios concesionarios podrán observar y analizar el mantenimiento del vehículo sin la necesidad de que este visite el taller de forma física. De esta forma, tanto los técnicos como los clientes podrán ahorrar una considerable cantidad de tiempo.

El sistema ODP actuará como nube entre los clientes y Volkswagen

Volkswagen pretende informatizar todo el sistema, por lo que ha sido necesario darle vida a una nube que mantendrá conectado de forma inalámbrica nuestro Volkswagen I.D a la propia marca y a los concesionarios. Esta se denomina ODP y es posible gracias a la arquitectura IT que ha empleado la firma para el desarrollo de este nuevo sistema.

Sin embargo, la creación de esta nueva tecnología tiene un al precio, y Volkswagen invertirá un total de 3.5 millones de euros. De esta forma, la firma alemana pretende ofrecer a sus clientes en el año 2025 una red completamente establecida y conectada.