La implantación de turbocompresores eléctricos podría llegar a la mayoría de los modelos desarrollados por Mercedes-AMG.

Mercedes-AMG equipará turbocompresores eléctricos para mejorar su rendimiento. Tobias Moers, jefe de Mercedes-AMG, ha revelado que la próxima generación de coches superdeportivos equiparán turbocompresores eléctricos. Esta afirmación se ha realizado durante el reciente Salón del Automóvil de Nueva York. El jefe de Mercedes-AMG ha apuntado que el Mercedes-AMG ONE se convertirá en el primer coche de producción que equipe turbocompresores eléctricos.

Algunas fuentes han asegurado que en la actual gama de Mercedes-AMG ya se utiliza alguna forma de inducción eléctrica forzada en los modelos Mercedes-AMG 53. En estos coches, el tren motriz utiliza un compresor eléctrico para completar los turbocompresores a bajas revoluciones lo que reduce drásticamente el retraso del turbo.

Un extra de potencia

Hasta el momento, el fabricante alemán de la estrella no ha facilitado mucha información sobre esta nueva característica que montarán los nuevos deportivos que formen parte de la familia potenciada de Mercedes-Benz, Mercedes-AMG. Tobias Moers ha hablado sobre los nuevos turbocompresores eléctricos de Mercedes-AMG y ha asegurado que no solo eliminarán el retraso del turbo, lag, sino que también podrán producir energía que se reutilizará en el sistema.

Los turbocompresores eléctricos que montarán los futuros deportivos de Mercedes-AMG tendrán 80 kilovatios. “No se necesitan esos 80 kilovatios para acelerar el turbocompresor, pero se pueden utilizar para recolectar energía”, ha añadido el CEO de AMG.

Tobias Moers no confirmó que modelo desarrollado por Affalterbach será el primero en beneficiarse de esta nueva tecnología después del Mercedes-AMG ONE inspirado en un Fórmula 1. Sin embargo, sus beneficios probablemente podrían significar que, en algún momento, la mayoría de los modelos de Mercedes-AMG podrían estar equipados con turbocompresores eléctricos.

Mercedes-AMG ONE un deportivo de producción

El famoso concept Mercedes-AMG Project ONE se ha convertido en un superdeportivo híbrido que ha pasado a denominarse Mercedes-AMG ONE. El híbrido de más de 1.000 CV montará turbocompresores eléctricos. Desde el propio fabricante han asegurado que este nombre refleja la tecnología híbrida proveniente de la Fórmula 1 pero a su vez pretende realizar una declaración de intenciones.

Aunque el modelo de AMG con turbocompresores eléctricos se encuentra en fase de pruebas, se han podido conocer nuevos detalles sobre su aerodinámica activa. Monta un alerón trasero extensible en dos etapas. El objetivo principal del diseño es ofrecer la carga necesaria para pegar el superdeportivo al suelo cuando circule a máxima velocidad. Es fundamental destacar que podría superar los 350 km/hora.