Actualmente el Model 3 utiliza el bluetooth del smartphone del propietario o una tarjeta NFC como métodos de acceso al vehículo

Durante estos últimos años el smartphone se ha convertido en la principal vía de acceso a toda nuestra vida digital y, como no, también a la gestión de nuestro coche. Siguiendo esta tendencia, Tesla decidió no entregar una llave con el Model 3, al contrario de lo que sí hace con el Model S y Model X; probablemente pensando también en reducir los costes frente a sus dos hermanos mayores situados en una gama más alta.

Aunque bien es cierto que en el Model S y Model X también es posible abrir el vehículo con la aplicación para iOS y Android, el funcionamiento es algo distinto. Su uso está pensado para situaciones puntuales, no como el método principal de acceso. Para ello, los usuarios de cualquiera de estos dos vehículos cuentan con una llave inteligente con la forma precisamente de un pequeño Tesla.

A falta de una llave, los usuarios del Model 3 no necesitan siquiera abrir la aplicación para acceder al vehículo e iniciar la marcha. Al acercarse a unos pocos metros, el coche es capaz de detectar el Bluetooth del smartphone, desplegar los retrovisores y desbloquear la puerta automáticamente. Los usuarios del Model 3 cuentan además, como método de acceso alternativo, con una tarjeta con un chip NFC que, al acercarla al marco de la puerta, abre el vehículo y una vez en el interior permite iniciar la marcha.

Aunque la idea de prescindir de la llave inteligente en el Model 3 se presentó como un pasó más hacia el futuro, lo cierto es que no todos los usuarios del Model 3 parecen estar satisfechos. Aunque el acceso al detectar el bluetooth del smartphone suele funcionar bien, no lo hace en el 100 por 100 de los casos. Si además el vehículo se encuentra en una zona con poca cobertura móvil y nos hemos dejado la tarjeta NFC en casa, confiando en el smartphone, podemos tener un problema.

Así, atendiendo a las peticiones de algunos usuarios que echaban en falta la posibilidad de poder usar una llave como la del Model S y Model X, Tesla parece estar trabajando en ofrecer una alternativa más a la tarjeta con chip NFC que se entrega con el Model 3 y al uso del bluetooth del smartphone. La reciente presentación de un nuevo dispositivo en la FCC americana apunta en esta dirección, ya que aunque Tesla ha tratado de mantener la máxima confidencialidad, las notas en la solicitud entregada al organismo americano hacen referencia a una nueva llave con bluetooth de bajo consumo.

Este lanzamiento, si se confirma, no creemos que vaya a cambiar la idea inicial de Tesla, ya que es muy probable que el Model 3 se siga vendiendo sin llave. Pero aquellos usuarios más tradicionales que prefieran usar la llave, tendrán al menos la posibilidad de comprarla por separado. Estaremos al tanto de los acontecimientos.