Tesla es posiblemente el referente más importante en la actualidad en lo que a coches eléctricos se refiere. Una de sus múltiples ventajas es poder cargar sus modelos en sus propias estaciones, las cuales, ocuparán toda Europa para 2019.

Las estaciones de carga de Tesla, son una iniciativa de la propia empresa tecnológica para poder facilitar a sus usuarios el acceso a puntos de carga rápida y eficiente y promover la versatilidad de sus vehículos en el día a día.

Los supercargadores provistos en estas estaciones, ayudarán al usuario de Tesla a completar su trayecto, cargar el vehículo en cuestión de minutos, o incluso, servir como punto de descanso entre largos desplazamientos.

Elon Musk ha publicado recientemente en su cuenta de Twitter que Tesla está planeando en expandir toda su red de supercargadores, en Europa, para el año 2019.

En palabras del magnate, este plan planea cubrir desde Irlanda hasta Ucrania, y desde Noruega hasta Turquía. Para lograr tan ambicioso proyecto, Tesla tendrá que aumentar exponencialmente su ritmo de construcción en lo que a estas estaciones de carga se refiere.

Supercargador de Tesla

En principio, se esperaba que para finales de este mismo año ya existieran más de 18.000 supercargadores, pero solo se han construido 11.853 del número total anunciado, lo que evidencia la dificultad y las quizás demasiado optimistas expectativas del fabricante.

Los planes de Elon Musk sin embargo, no acaban en Europa, de hecho no se tratá de más que el primer paso para el exitoso empresario, el cual afirma que se expandirá en el futuro a África, más concretamente en el año 2020.

Veremos en qué queda todo esto, pero por ahora parece que Tesla es la única empresa fabricante de coches eléctricos que se preocupa de su consumidor una vez la compra de su producto se efectúa. Sin duda un punto a favor del fabricante, que evidencia la preocupación de Tesla y principalmente de su CEO, de cambiar el mundo, en búsqueda del bien común, más allá de cosechar ganancias.