Bosch mantiene su apuesta sobre los taxis voladores autónomos y asegura que en 2020 comenzarán las pruebas en Dubái, Los Ángeles, Dallas y Singapur.

Bosch mantiene su apuesta sobre los taxis voladores autónomos y es que el fabricante asegura que dado que los atascos de tráfico son comunes en todas las ciudades, en 2030 los habitantes de todo el mundo podrán tomar vuelos en taxis aéreos, tal y como asegura el Boston Consulting Group.

Es importante remarcar que la mayoría de los taxis aéreos podrán volar sin piloto. Bosch está trabajando en una tecnología de sensores de última generación para que estos vuelos sean especialmente seguros, cómodos y convenientes.

Harald Kröger, presidente de la división de Bosch Automotive, ha manifestado que “los primeros taxis voladores estarán listos para despegar en las principales ciudades del mundo a partir de 2023. Bosch planea desempeñar un papel de liderazgo en la conformación de este mercado futuro”.

Taxis voladores autónomos en 2023, según Bosch

La tecnología aeroespacial convencional es demasiado costosa, voluminosa y pesada para que se utilice en los taxis voladores autónomos. Sin embargo, los modernos sensores que se utilizan en los coches autónomos podrían salvar esta brecha.

Un equipo de ingenieros ha combinado docenas de sensores para crear una unidad de control universal para los taxis voladores autónomos de Bosch. Los sensores de aceleración y velocidad de giro miden, con precisión, los movimientos de los taxis aéreos.

Los sensores de aceleración y velocidad de giro que miden con precisión los movimientos. Marcus Parentis, jefe del equipo de tecnología de Bosch a cargo de las unidades de control, ha afirmado que “a través de nuestra solución, nuestro objetivo es hacer que la aviación civil con taxis voladores sea asequible para una amplia gama de proveedores”.

Taxis voladores autónomos, una realidad en 2030

Los taxis aéreos en las ciudades tendrán un crecimiento sustancial en los próximos años. Los vuelos de prueba se llevarán a cabo en ciudades como Dubái, Los Ángeles, Dallas y Singapur durante el próximo año 2020.

Todo apunta a que para 2025, los taxis aéreos comiencen a volar de forma autónoma. Para entonces, alrededor de 3.000 unidades estarán en funcionamiento en todo el mundo. En 2030 serán 12.000 unidades y en 2050, se llegará a los 100.000.

Marcus Parentis de Bosch también cree en las oportunidades de mercado, “estamos hablando con fabricantes de taxis aéreos de las industrias aeroespaciales y automotrices, así como con empresas de nueva creación que fabrican vehículos aéreos y estamos buscando brindar servicios de intercambio”. “La pregunta no es si los taxis voladores se harán realidad, sino cuando”.

¿Cuánto costarán los taxis voladores autónomos?

Dependiendo del concepto y de la cantidad de pasajeros transportados, un taxi volador podría llegar a costar 500.000 euros. Como resultado, los vehículos aéreos autónomos ofrecen ventajas. Sin embargo, un taxi volador cuesta mucho menos que un helicóptero comparable equipado con la tecnología actual.

“Por eso es importante que los proveedores proporcionen una tecnología confiable que no solo sea liviana y fácil de instalar, sino que también ofrezca una ventaja económica en comparación con la tecnología aeroespacial tradicional”

“Ahí es donde entra nuestra caja de sensores MEMS. A través de nuestra solución Bosch, nuestro objetivo es hacer que la aviación civil con taxis que vuelan sea asequible para una amplia gama de proveedores”, ha finalizado Parentis.