Jaguar Land Rover y BASF presentan un nuevo proceso de reciclaje para convertir los residuos plásticos en material reutilizable de primera calidad.

En la actualidad, los vehículos modernos cuentan con unas tasas de reciclaje realmente elevadas. Pero en Jaguar Land Rover quieren dar un paso más allá en su particular visión «Destination Zero», por un futuro sostenible.

Así, en colaboración con la compañía química BASF, el fabricante inglés participa en el proyecto piloto bautizado como ChemCycling, que tiene como objetivo el reciclaje de residuos plásticos domésticos para su transformación en materiales de calidad, que podrían utilizarse en vehículos en el futuro.

jaguar reciclaje

Los datos de los estudios existentes calculan que para el año 2050 podría alcanzarse la cifra de 12 millones de toneladas de residuos plásticos generados anualmente a nivel mundial.

Lo que propone el proyecto ChemCycling es someter a estos residuos a un proceso termoquímico especial para transformarlos en aceite de pirólisis. Este producto se utilizaría como sustitución de otras materias primas fósiles en la cadena de producción, para fabricar nuevas piezas en material plástico de alta calidad.

Residuos plásticos domésticos convertidos en piezas para automóviles

Un material que podría utilizarse, por ejemplo, en salpicaderos o elementos exteriores de la carrocería de futuros modelos de Jaguar Land Rover.

jaguar reciclaje

Las primeras pruebas se están llevando a cabo en una fase piloto para fabricar un prototipo de recubrimiento del soporte frontal que se utiliza en el SUV eléctrico de Jaguar, el Jaguar I-PACE.

No es el único ejemplo de la apuesta sostenible de Jaguar Land Rover. Recientemente, su colaboración con Kvadrat permite al fabricante ofrecer una opción de asientos para sus modelos Range Rover Velar y Range Rover Evoque fabricadas con una combinación de lana y antelina, en cuya elaboración se utilizan más de 50 botellas de plástico reciclado por cada vehículo. Recientemente, también se ha anunciado el proyecto Reality,  para dar una segunda vida al aluminio.