Toyota y su robot CUE3, han conseguido acaparar todas las miradas de los curiosos, gracias a las increíbles habilidades para el baloncesto que demuestra tener este Androide, es capaz de hacer 2.000 tiros libres sin fallar…

El CUE3 es el nuevo robot de Toyota, un Androide capaz de hacerle la competencia a los mejores jugadores del mundo de baloncesto, incluso al propio Michael Jordan, en lo que a tiros libres se refiere.

Cuenta con una envergadura similar a la de un jugador profesional, con una diferencia, no comete los errores humanos, no se estresa, no se cansa, tanto es así, que es capar de encestar 2.000 seguidas sin inmutarse y sin fallar un sólo lanzamiento.

Para realizar estos tiros perfectos, el robot calcula la distancia que tiene respecto a la red, calculando de esta manera la fuerza y el recorrido perfectos para que el balón entre limpio en la canasta.

Muchos podrían calificar esto como trampa, sin embargo, no es más que una prueba más de dónde, poco a poco el intelecto humano va adaptando su realidad, una realidad que parece irá enfocada cada vez más, a la biotecnología, la robótica y la conexión entre máquina y hombre, tanto a nivel orgánico como una herramienta útil para contribuir en los quehaceres diarios.

Pese a sus claros avances en el hardware, el robot CUE3 destaca por su refinamiento y actualizaciones protagonizadas en su Software. Esta es la tercera evolución respecto al modelo original.

Este proyecto tuvo su inicio como un hobby que desarrollaron los ingenieros del Frontier Research Center de Toyota en su tiempo libre. Su funcionamiento es tan correcto respecto a los tiempos que corren, que de hecho, este simpático robot se ha convertido en un robot insignia para el constructor japonés, demostrando así el potencial de la robótica y el futuro de la Inteligencia Artificial.

Gracias a proyectos como este, el constructor estudia la aplicación de distintos avances que puedan ocasionarse para poder integrarlos en sus propios modelos, o incluso, con iniciativas solidarias, a modo de asistencia, para en un futuro poder ayudar a personas enfermas, en rehabilitación, o incluso, para llegar a desempeñar tareas cotidianas del día a día.

Lo que está claro es que Toyota también apuesta por la tecnología robótica, y no nos extraña, puesto que esta estará también algún día 100% integrada en los vehículos.