Ya os hemos hablado de lo fácil que resulta hoy en día robar un coche. Pese a lo que mucha gente pueda pensar, los nuevos sistemas de “seguridad”, se basan en códigos digitales e informática, y lamentablemente, todo esto es hackeable, como se puede ver en el caso de este Tesla Model S.

Tesla se considera hoy en día una marca de prestigio de alta tecnología, una empresa que ofrece los mejores y más punteros coches eléctricos del mundo en su rango de precios.

Si quieres ver más información de lo fácil que es hackear un coche hoy en día, te recomendamos que leas este artículo.

Sin embargo y como podremos ver en el vídeo que os presentamos a continuación, la seguridad digital, es de hecho, mucho más insegura que la seguridad física tradicional de toda la vida. Prueba de esto es el Tesla Model S:

El modus operandi que utilizan los ladrones para llevar a cabo su cometido es el más común y sencillo en los últimos tiempos. Actualmente, ya no es necesario hacer un puente, romper una ventanilla o montar un escándalo.

Ahora el proceso no podría ser más sencillo y lo peor de todo, apenas llama la atención, llegando a hacer pensar a la gente incluso, que la gente que está con el coche son los dueños, debido básicamente al desconocimiento.

Como podemos ver en el vídeo, la ejecución de los ladrones es rápida, silenciosa y eficiente. Un compañero se encarga de identificar la señal digital que produce la llave electrónica del Tesla Model S. El proceso no lleva más de 3 minutos.

Esto es una tarea relativamente fácil, especialmente si tenemos en cuenta que las llaves suelen estar ubicadas cerca de las puertas en los hogares, ya que, es costumbre dejarlas en la entrada para no tener que buscarlas o perderlas por la mañana.

Tesla Model S Robado

Una vez el ladrón identifica la llave, clona su código único en una llave clonada prácticamente en el acto mediante el uso de un software, o mejor dicho malware, que ni siquiera han creado ellos mismos, y que posiblemente han obtenido en el mercado negro de internet.

Una vez el código de llave original se introduce en la clonada, los ladrones ya gozan de una copia exacta de la llave original sin tener que haber entrado en tu casa, atracarte o romper tu coche.

El siguiente paso se limita a arrancar el coche tranquilamente como el que no quiere la cosa, y marcharse a altas horas de la madrugada, dándole al ladrón un tiempo precioso para escapar y llevar horas de ventaja a las fuerzas de seguridad del estado.

Además, si tenemos en cuenta que los coches eléctricos no hacen ningún ruido, es más difícil darse cuenta mientras duermes de que algo va mal…

En definitiva, si quieres proteger tu coche, incluso uno actual, te recomendamos que sigas apostando por la seguridad física y tradicional de toda la vida.

Recuerda que un buen candado para bloquear el volante o incluso la caja de cambios no se pueden hackear y han de ser forzados, y sinceramente, hoy en día los ladrones, si ven que este es el caso, pueden no estar preparados para afrontar este tipo de seguridad o simplemente seleccionar una víctima más fácil, que les ofrezca una mayor discreción y un fácil desempeño.

Otra manera de poder defenderte contra este tipo de robos cada vez más frecuentes, es mediante el uso de cajas Faraday que bloquean las señales de todos los dispositivos electrónicos, si quieres conocer más al respecto, visita este interesante artículo del portal Top10Motor.