La llave anti hackers de Bosch se llama Perfectly Keyless y podrá controlar el vehículo a través de una app para smartphone.

Para muchos usuarios ya es habitual no tener que utilizar una llave física para poder acceder a su vehículo, en algunos modelos aunque no se necesite para arrancarlo, es necesario que el conductor, al menos, la lleve encima. A partir de ahora, esto ya no va a ser necesario y es que Bosch ha desarrollado una nueva aplicación que se denomina Perfectly Keyless. 

La nueva app de Bosch se instala en los smartphones y gracias a un sistema instalado en el vehículo a través de una red inalámbrica se ponen en contacto. El vehículo en cuestión deberá equipar un receptor que sea capaz de detectar, solo y únicamente, al propietario del modelo. Eso sí, siempre que se encuentre a menos de dos metros de distancia. 

Una vez que se ha sincronizado ambos sistemas, se genera un código digital personalizado que funcionará como una llave digital específica para cada propietario. De esta forma, se podrán generar varios códigos que permiten acceder al vehículo a diferentes personas sin tener que tener a mano la llave física.

La nueva app de Bosch Perfectly Keyless además de permitir abrir el coche, también permitirá al usuario arrancar el motor, conducirlo e incluso ajustar componentes del vehículo como los asientos o los espejos retrovisores. Es importante destacar que en el caso de que el smartphone se extravíe, se podrá modificar la contraseña a través de internet. De esta forma, se podrá controlar el acceso al coche. Además, también se podrá anular la llave digital y utilizarla, únicamente, de forma convencional.

Perfectly Keyless de Bosch

Harald Kröger, presidente de la división Automotive Electronics de Bosch, ha asegurado que «nuestro sistema Perfectly Keyless revoluciona los sistemas de acceso y arranque sin llave. Es la «llave» para prevenir el robo de automóviles digitales».

«Ahora, con Perfectly Keyless, Bosch se está lanzando al sprint en el desarrollo de sistemas de acceso y arranque a vehículos. Nuestro lema es revolución, no evolución», ha añadido el Presidente de la división de automoción de Bosch.

Desde el fabricante apuntan que «las llaves virtuales en los smartphones han sido durante mucho tiempo una particularidad en las flotas de coches compartidos. Estos vehículos no se mueven hasta que el operador autoriza el acceso a través de la nube. Solo entonces, el usuario puede desbloquear el vehículo, arrancarlo y bloquearlo nuevamente usando una aplicación».

«Con Bosch Perfectly Keyless, el smartphone puede quedarse también en el bolsillo, lo que supone una mayor facilidad de uso para los conductores y una mayor comodidad para los usuarios del carsharing. La solución de Bosch también funciona para camiones y flotas completas de vehículos comerciales. De esta manera, desaparecerá la administración manual de las llaves del vehículo, la entrega física o problemas cuando una llave se pierde o es robada. Si el teléfono con la aplicación Perfectly Keyless se pierde o es robado, la clave digital se puede desactivar online, bloqueando así el acceso al vehículo».