El parabrisas del coche autónomo del mañana podría convertirse en una pantalla digital para disfrutar de numerosos servicios

El sistema de infoentretenimiento de un vehículo está avanzando de la mano del resto de innovaciones que podemos apreciar en los vehículos contemporáneos. Sin embargo, algunas empresas pretenden revolucionar este tipo de tecnología de una forma extraordinaria y que podría llegar antes de lo esperado. Carglass, una de las empresas más especializadas en el sector de lunas para el automóvil, ha querido ir más lejos e introducir una avanzada tecnología que se aplicará al mismo tiempo que los vehículos autónomos.

La idea de la empresa de cristales también se relaciona directamente con el mundo de los negocios, puesto que la luna delantera inteligente se presentará no solo como un medio de entretenimiento, sino también como una nueva forma de que los negocios se publiciten. Sin embargo, la parte más interesante es el nivel tecnológico que se esconde detrás de este ingenioso pero avanzado invento.

«El parabrisas se convertirá en la parte más importantes del automóvil»

Estas palabras fueron pronunciadas por Christoph Keese (vicepresidente de Axel Springer) durante el Best of Belron, las cuales hacen referencia a que el limpiaparabrisas evolucionará de una forma nunca antes contemplada. Gracias a la llegada del coche autónomo, el conductor podrá centrar su atención en otros componentes y los propios fabricantes podrán aumentar el entretenimiento a bordo del automóvil.

Los expertos afirman que los conductores del mañana pasarán una media de 1,5 horas al día en el interior de nuestro coche autónomo, por lo que este se convertirá en un ecosistema moldeado a nuestro gusto. Ahora, con la posibilidad de contar con un parabrisas inteligente, no solo podremos saciar nuestras ganas de entretenernos, sino también que las empresas aprovecharán para ofrecernos publicidad.

Euros por kilómetro y euros por horas de visualización

Para que el coche del mañana evolucione respecto a lo que conocemos hoy en día también es necesario que se lleve a cabo una cuantiosa mejora en los procesos de fabricación. Las marcas automovilísticas buscan que en el futuro no se tengan coches en propiedad, sino que los usuarios hagan uso de ellos en función de los kilómetros que necesiten recorrer.

De esta forma, se llevará a cabo un alquiler o un servicio de carsharing, el cual permitirá a sus usuarios ahorrar una considerable suma de dinero. Este sistema también se quiere aplicar en lo que respecta a la visualización de programas, películas o series de televisión, las cuales se vislumbrarán en el propio parabrisas. Para llevar esto a cabo, se hará un pago de euros por hora de visualización, el cual puede equivaler al número de kilómetros que queramos recorrer.

Parabrisas digital con vehículos autónomos de nivel 4 y 5

Pese a los grandes avances que se pretenden aplicar en el mundo de la automoción, aún es necesario un avance al unísono de otras tecnologías. El parabrisas digital podría ser una realidad muy pronto, pero tan solo cuando los vehículos autónomos alcancen una independencia lo suficientemente segura como para prescindir por completo de la intervención de un conductor.

Este innovador parabrisas llegará de la mano de los vehículos con un nivel de autonomía 4 y 5 y, al mismo tiempo, aún quedan muchos incógnitas por resolver en lo que respecta a la digitalización de los cristales. De esta forma, podemos adentrarnos un poco más en lo que nos espera el día de mañana en el mundo de la automoción.