El nuevo Porsche 911 utiliza en la construcción de su nuevo chasis un componente multimaterial ligero que le hacen reducir su peso en un 7%.

Los compuestos para desarrollar las carrocerías y chasis de los nuevos modelos no dejan de evolucionar y es que el nuevo Porsche 911 es el primer vehículo de la marca de Stuttgart que está desarrollado con más cantidad de aluminio que de acero. Además se le ha añadido una mezcla de materiales más ligeros. Esto hace que la carrocería sea en un 7% más liviana que la de la generación anterior.

Para conseguir esta cifra, Porsche ha utilizado distintos materiales plásticos para crear un diseño «híbrido» en el pilar A del modelo. Este multimaterial ligero garantiza, según la marca alemana, un alto grado de protección en el caso de vuelco del vehículo. Es importante destacar que este nuevo refuerzo en el pilar reduce el peso total en 2.7 kilogramos y reduce, también, el centro de gravedad.

Porsche 992

El nuevo componente multimaterial de Porsche consta de tres elementos; una lámina denominada órgano, unas «costillas» fundidas adicionales y una espuma estructural. Las denominadas láminas «órgano» son productos prefabricados realizados de plástico reforzado y fibra de vidrio. Una vez cortadas, se les añade una almohadilla acanalada de plástico fundido a presión.

Para finalizar el proceso, se le agrega una capa adicional de espuma estructural al componente. Esto se lleva a cabo durante el proceso de pintura para asegurarlo dentro de la sección transversal del pilar A.

Porsche incrementa el aluminio en sus modelos

La nueva generación del Porsche 911 ha aumentado la cantidad de aluminio en el chasis. Ahora, partes de su carrocería también están desarrolladas con una aleación de metales ligeros. Las nuevas puertas del Porsche están construidas de láminas de aluminio. Esto hace posible que la carrocería sea más ligera sin que afecte a la estabilidad en carretera.

En la versión coupé del Porsche 911, el lateral también se ha realizado en aluminio. De esta forma, se han llegado a reducir 12 kilogramos.  La marca alemana ha manifestado que no solo utiliza aceros de alta resistencia si no que también usa perfiles de aluminio extruido y aluminio fundido.

«El beneficio de la fundición a presión es que incluso componentes complejos y geométricos pueden producirse como un solo componente. Los refuerzos o las conexiones por tornillo ya no tienen que producirse y soldarse individualmente. Como resultado, el componente no solo se vuelve más ligero, sino que los pasos de producción también se vuelven obsoletos, lo que hace que la producción sea más eficiente», aseguran desde Porsche.

Porsche 911 cabrio

Porsche 911, un paso adelante en el uso de nuevos materiales

El nuevo chasis del Porsche 911 está compuesto de una mezcla de múltiples materiales. Esto quiere decir que el «modelo está dando un gran paso en el diseño de carrocerías más ligeras, avanzando en la reducción de pesos. Además, el nuevo chasis multimaterial de Porsche garantiza una mayor rigidez si se compara con la anterior generación», aseguran desde la marca de Stuttgart.
Es importante destacar que los datos de torsión y flexión son mejores con el nuevo chasis.