El Mercedes-Benz Experimental Safety Vehicle está equipado del sistema Pre Safe Child, un robot que se convierte en triángulo de emergencia y un triángulo en el techo.

Se denomina Mercedes-Benz Experimental Safety Vehicle y es un vehículo experimental de seguridad como su propio nombre indica. Es un ejercicio de diseño que integra algunas de las tecnologías relacionadas con la seguridad. Estos detalles ya están preparados para incluirse en los modelos de producción.

El Mercedes-Benz ESF está basado en el Mercedes-Benz GLE 2019. Utiliza un sistema de propulsión híbrido y es capaz de conducir de forma semiautónoma en diferentes situaciones.

La presentación oficial se llevará a cabo durante el Salón del Automóvil de Frankfurt el próximo mes de septiembre, aunque el mes que viene se mostrará en la convención de vehículos eléctricos que se celebrará en Eindhoven.

Mercedes-Benz Experimental Safety Vehicle, así es

La marca de la estrella ha afirmado que el ejercicio de estilo es un adelanto de “lo que está por venir, así como una visión y una aportación a la discusión general sobre la seguridad en los coches modernos”.

Entre las características del modelo destaca la función de conducción semiautónoma. Además, cuando el vehículo funciona en modo autónomo, el volante y los pedales se retraen para reducir el riesgo de lesiones en caso de una posible colisión.

El nuevo Mercedes-Benz ESF tiene los cinturones de seguridad ubicados en nuevos sitios, lo mismo sucede con los airbags que están integrados en los asientos y en el salpicadero respectivamente. Otra de las novedades de este vehículo es el sistema de comunicación cooperativa, que es capaz de informar a otros usuarios sobre los posibles peligros que se pueden encontrar.

Una apuesta por la seguridad de Mercedes-Benz

En cuanto a la seguridad de los pasajeros, la marca de la estrella ha introducido la tecnología Pre-Safe Child. Ésta utiliza un cinturón y los elementos de protección necesarios para paliar los impactos laterales y reducir las consecuencias de una posible colisión. Además, también supervisa la instalación del SRI y mide las constantes vitales del pequeño.

También llama la atención el robot teledirigido que aparece de la parte trasera del modelo cuando se produce un accidente. Este robot tiene la función de actuar como un triángulo de emergencia. Además, sobre el techo del coche aparece un triángulo y en las ventanillas traseras funcionan como altavoces de advertencia.

Ola Kallenius, miembro de la Junta Directiva de Daimler y responsable de Mercedes-Benz, ha manifestado que “la seguridad es parte del ADN de la marca Mercedes-Benz“. “Hemos demostrado, en repetidas ocasiones, que no nos faltan ideas en esta materia desde la década de 1970, con los diferentes ejemplos de nuestros vehículos de Seguridad Experimental“.

“El nuevo Mercedes-Benz ESF 2019 refleja la movilidad del futuro y presenta una amplia variedad de innovaciones, en las que estamos investigando y desarrollando en la actualidad. Y ya puedo decir esto: algunas de las funciones están prácticamente terminadas para su inclusión en la producción en serie de nuestros vehículos”, ha puntualizado.