Mazda ha sido coherente y ha decidido eliminar las pantallas táctiles de sus coches, puesto que suponen una enorme distracción al volante.

Vivimos en un momento en el que la industria de la automoción lucha por una mayor digitalización. Por ello, cada vez es más habitual abrir la puerta de los coches de última generación y encontrar enormes pantallas táctiles. Esto ya casi que se ha convertido en una competición, puesto que todos rivalizan para demostrar quién la tiene más grande, las pantallas, claro está.

Sin embargo, es absurda la concienciación que se hace sobre el peligro de las distracciones al volante si se están poniendo enormes dispositivos táctiles que distraen lo mismo al conductor que un dispositivo móvil. Un dato destacable que pudimos comprobar en la IV Jornada de Seguridad Vial organizada por FESVIAL, es que 3 de cada 10 accidentes los provocan las distracciones.

Mazda elimina las pantallas táctilesMazda despedirá a las pantallas táctiles

Por ello, Mazda ha sido la primera marca en ser coherente y eliminará la función táctil de las pantallas en sus coches. El fabricante nipón ha decidido dejar de lado las pantallas táctiles, puesto que considera que son una fuente de distracciones que pueden provocar un accidente de tráfico.

A partir de este mismo año, el Mazda3 se olvidará de las pantallas táctiles, dejando ahora que se controlen desde una ruleta situada detrás de la palanca de cambios. Esto no quiere decir que el compacto de Mazda no vaya a tener pantallas, puesto que seguirá teniendo una de 8,8 pulgadas colocada en el campo de visión del conductor.

Mazda ha integrado los controles en torno al volante y el salpicadero, algo a lo que estuvimos acostumbrados hasta que la fiebre de las pantallas táctiles llegó a la automoción. La evolución, sorprendentemente, ha ido favoreciendo las distracciones.

Vamos a poner el caso de subir o bajar el volumen de la radio:

  • Anteriormente, bastaba con encontrar la típica ruleta de la radio.
  • Después llegaron los volantes multifunción, más seguros puesto que no nos obligaban a separar las manos del volante.
  • Posteriormente llegaron los controles por voz, que se activan desde el propio volante.
  • Los últimos sistemas en llegar han sido las pantallas táctiles, el reconocimiento de gestos, etc. Pese a que este paso parezca un avance, es un retroceso a la casilla de salida, puesto que hacen que tengamos que volver a soltar las manos del volante.

Mazda elimina las pantallas táctilesLos botones físicos están en peligro de extinción

Mientras que las pantallas táctiles se han hecho las protagonistas de los salpicaderos, los botones físicos han ido desapareciendo. Esto hace que los interiores sean ahora más limpios, pero a la vez provocan que tengamos que apartar la vista para que nuestro dedo acierte en la función que queremos manipular.

Además, este tipo de pantallas han ido absorbiendo cada vez más funciones hasta el punto de que en muchas marcas, el climatizador o la iluminación ambiental del habitáculo se controlan desde estos paneles.

Esto significa que para variar la temperatura del habitáculo tenemos que estar navegando entre los infinitos menús de estos dispositivos. Si hacemos esto, o bien tienes ojos como un camaleón, o necesariamente tendrás que apartar la vista de la carretera. Parece que los botones físicos han quedado ya en el olvido, pero es mucho más intuitivo que una pantalla con millones de funciones.

Una de las funciones desarrolladas en los últimos años ha sido el control por voz. Sin embargo, pese a algunas excepciones como el MBUX de Mercedes-Benz, este tipo de sistemas son poco precisos.

Mazda además ha sido inteligente, puesto que aparte de dar ejemplo en materia de seguridad vial, consigue reducir sus costes de fabricación. Las pantallas sin reconocimiento táctil son mucho más baratas de producir, por lo que además de ser más seguras, traen beneficios económicos. Veremos si esta rebaja se nota en el precio que paga el cliente o será un margen de beneficio más para la el fabricante.