A través de los datos biométricos de los pasajeros, los vehículos del futuro de Jaguar Land Rover harán ajustes en su configuración para mejorar los viajes.

Jaguar Land Rover instalará en sus vehículos sistemas capaces de comprobar de manera automática síntomas como mareos o náuseas. La marca de automóviles británica ha realizado una investigación para reducir estos malestares. Los resultados han indicado una disminución de estas afecciones cercana al 60% de los casos gracias al desarrollo de un algoritmo.

Una mejoría en la conducción autónoma

La información recabada por la marca se enfoca en una mejora sustancial en la conducción autónoma del futuro. Jaguar Land Rover pretende crear un modo de conducción que disminuya las correcciones en la dirección para así evitar que los ocupantes puedan sufrir este tipo de afecciones. Además, se ajustarán de manera automática la disposición de los asientos de cada ocupante atendiendo a sus necesidades.

Estudio Motion Sickness Jaguar Land Rover

El algoritmo desarrollado calculará los datos biométricos de los pasajeros y la información de movimiento y dinámica del coche. De esta manera, el guarismo será capaz de reconocer los síntomas a tiempo y actuar ante ellos. “Esta investigación ha creado una solución que puede hacer que viajar sea agradable, independientemente de su susceptibilidad al mareo”, argumenta el doctor Steve Iley, Jefe Médico Oficial de Jaguar Land Rover.

Según datos revelados por la marca de automóviles, más del 70% de las personas sufren mareos y náuseas durante los trayectos en coche. “Es importante que desarrollemos vehículos que puedan adaptarse para reducir los efectos de mareos y vómitos”, añade Spencer Salter, ingeniero de investigación de bienestar de Jaguar Land Rover. Estos síntomas se generan en los momentos de lectura, ya que nuestro cuerpo capta información diferente a la fuerza que percibimos.

Aplicaciones de presente para el futuro

A lo largo de este mes, Jaguar Land Rover finalizará la primera etapa de su estudio. Los datos obtenidos permitirán que los hallazgos se apliquen a sus vehículos actuales, como es el caso del Jaguar E-PACE, para mejorar de cara al futuro.

Estudio Motion Sickness Jaguar Land Rover

El SUV compacto de Jaguar cuenta con 26 configuraciones para sus asientos que ajustan la posición de las pantallas de infoentretenimiento respecto al nivel de los ojos o, por ejemplo, el enfriamiento del asiento para reducir los mareos. Además, detecta y elimina el movimiento de baja frecuencia de la carretera para evitar náuseas durante el trayecto.