Volkswagen presenta un nuevo sistema para reducir hasta un 80% las emisiones de NOx de sus motores TDI, gracias a la doble inyección de AdBlue.

Las nuevas normativas de emisiones cada vez más restrictivas obligan a los fabricantes a implementar tecnologías más sofisticadas para reducir los gases nocivos que salen por el escape de sus motores. Entre ellas, una de las que más se han extendido es la inyección de AdBlue en el escape para los motores TDI.

Si tu diésel utiliza Adblue, deberías saber esto. En el artículo del anterior link conocerás un poco más sobre este aditivo, qué es y sus ventajas e inconvenientes. Sobre todo, porque ahora llega la segunda evolución de la tecnología de reducción selectiva catalítica SCR, que es como se conocen estos sistemas que requieren del aditivo Adblue para funcionar correctamente.

AdBlue

Y es que los motores diésel tienen ventaja frente a los gasolina en cuanto a sus menores emisiones de CO2, debido a que el gasóleo tiene mayor densidad de energía y el proceso de combustión es más eficiente. Pero como la combustión en los diésel se realiza con exceso de aire, y el principal elemento constituyente del aire es el nitrógeno, los diésel producen mayores emisiones de óxidos de nitrógeno NOx. Puedes ver aquí una explicación más detallada sobre qué contamina más, si un motor diésel o uno de gasolina.

La doble inyección de Adblue debutará en el nuevo VW Passat

El nuevo sistema duplica los elementos necesarios en el escape para eliminar hasta un 80% los óxidos de nitrógeno. Así, en vez de un catalizador SCR, se necesitan dos. Y el aditivo Adblue se inyecta de forma selectiva en la corriente de los gases de escape según va atravesando estos dos catalizadores.

Puesto que el segundo catalizador SCR está más lejos del motor que el primero, la temperatura de los gases de escape aquí puede llegar a ser del orden de 100 grados inferior respecto al primer catalizador. La ventaja principal es que se amplía el rango de actuación para el tratamiento posterior de los gases de escape en este segundo catalizador, con mayores tasas de conversión desde el arranque en frío hasta cuando la temperatura en el gas de escape supera los 350 grados. También se evita el posible deslizamiento del amoniaco que se genera cuando el Adblue entra en contacto con los gases de escape.

Volkswagen Passat
Volkswagen estrenará la tecnología con doble inyección de Adblue en el motor 2.0 TDI Evo del nuevo Passat.

Volkswagen montará el nuevo sistema SCR dual en el nuevo Volkswagen Passat, inicialmente en el motor 2.0 TDI Evo. Posteriormente se utilizará también en la nueva generación del Volkswagen Golf, y se irá introduciendo en el resto de la gama de forma progresiva.