Los futuros Hyundai, KIA y Génesis equiparán un nuevo dispositivo de seguridad. Se denomina airbag lateral central y pretende proteger a los pasajeros en caso de impactos laterales.

Las bolsas de aire laterales para el torso y las bolsas de aire laterales tipo cortina han salvado muchas vidas desde su introducción hace más de 20 años. Más recientemente, un tercer tipo de airbag diseñado para proteger a los pasajeros en caso de impactos laterales ha ganado popularidad: el airbag lateral central.

Hyundai Motor Group sigue a General Motors al presentar un dispositivo de protección diseñado para evitar que los pasajeros delanteros se lastimen la cabeza en caso de un choque lateral.

El airbag se expande en el espacio entre el conductor y el pasajero para evitar que los pasajeros delanteros choquen entre sí. Si no hay nadie en el asiento del pasajero delantero, el airbag protegerá al conductor de una colisión lateral proveniente del lado derecho. El airbag lateral central se instala dentro del asiento del conductor y se desplegará una vez que se detecte un impacto.

Airbag lateral central, el nuevo dispositivo de seguridad del grupo Hyundai

El fabricante de automóviles coreano afirma que ha desarrollado «uno de los airbags centrales más ligeros del mundo» al aplicar tecnología recientemente patentada para mantener la confiabilidad y reducir el peso y el tamaño del airbag. El airbag central lateral de Hyundai es aproximadamente 500 gramos más liviano que los productos de la competencia gracias a un diseño simplificado y un peso reducido de los componentes.

Además, el tamaño más pequeño del airbag permite una mayor flexibilidad en el tipo de diseño de asiento para futuros productos. Hyundai dice que se espera que el nuevo airbag del lado central reduzca las lesiones en la cabeza causadas por los pasajeros que chocan entre sí en un 80 por ciento.

Según las estadísticas de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, la tasa de daños secundarios causados ​​por este tipo de colisiones o por golpear materiales interiores es de aproximadamente el 45 por ciento. La tecnología se implementará en los próximos vehículos de Hyundai, KIA y Genesis.