Día a día la inteligencia artificial, o el intento de crearla se va acercando más al objetivo final, sin embargo, durante este arduo camino podemos encontrarnos con piedras, una de ellas es lo que le ha pasado al robot Kiwibot en una universidad de EE.UU.

La búsqueda de la auténtica inteligencia artificial es una constante en el mundo en el que vivimos. Muchas son las personas que creen que ya se dispone de dicha tecnología, sin embargo, los que entendemos un poco su funcionamiento y estamos al día de los últimos avances tecnológicos sabemos, que pese a existir un constante y lento progreso, estamos todavía a “años luz” de acercarnos a la I.A. tal y como la define su nombre.

Kiwibot explota y se incendia

El camino para crear este tipo de tecnología llevará muchísimo tiempo, puede que el uso de procesadores cuánticos sea el siguiente gran paso para aproximarse más, y durante el trayecto, muchas serán las dificultades, los fracasos y los fiascos.

Uno de los más recientes ha tenido lugar en la prestigiosa Universidad de Berkeley de EE.UU. en California. En dicha institución, una serie de divertidos robots repartidores conocidos como “Kiwibots”, se encargan de hacer repartos a pequeña escala en el campus.

Uno de estos robots acabó incendiándose para explotar espontáneamente, probablemente debido a un problema de sobrecalentamiento, donde el sistema refrigerante falló dando paso a la curiosa anécdota que no tuvo, por cierto mayores consecuencias.

Kiwibot explota y se incendia

Su función principal de reparto dentro del campus es la repartir comida a los estudiantes y nació a modo de iniciativa de los propios residentes de la universidad.

Curiosamente y tras investigaciones, al parecer el error podría haber sido provocado por un error humano ya que, según parece la batería de litio pudo haber sido mal colocada por alguien, lo que provocaría el incendio y más tarde su posterior explosión.

Este caso ha recordado mucho al de los Galaxy Note 7 de hace un año, donde sus baterías defectuosas explotaban y llegaron incluso a causar daños a sus dueños. Por su puesto la oleada de memes no tardó en aparecer por aquel entonces, dejando entre otras cosas en ridículo al gigante tecnológico coreano.

Kiwibot explota y se incendia

A continuación compartimos con vosotros este curioso vídeo donde cómo no, se puede observar gracias a la grabación de un estudiante anónimo a través de su smartphone, el suceso tal cual acabó sucediendo: