Los nuevos Jaguar Land Rover equiparán un sistema UV-C que podrá detener la propagación de patógenos que ‘viven’ en el habitáculo del automóvil.

Jaguar Land Rover ha desarrollado un sistema que podría detener la propagación de patógenos que ‘viven’ en el habitáculo del automóvil. El coche del futuro podría ganar la batalla a las superbacterias mediante el sistema UV-C, tal y como afirman desde Jaguar Land Rover.

Los futuros modelos de Jaguar Land Rover podrían ayudar a detener la propagación de resfriados gracias una tecnología de luz ultravioleta. Este nuevo sistema de Jaguar Land Rover viene de la industria médica, lugar donde se ha utilizado durante más de 70 años.

Se denomina UV-C y desde el fabricante de automóviles aseguran que puede ayudar a evitar que las bacterias y los virus, más conocidos como patógenos, sobrevivan en el habitáculo. Actualmente, el sistema UV-C de los Jaguar Land Rover se utiliza para desinfectar el agua, filtrar el aire y esterilizar las superficies. El funcionamiento pasa por el uso de longitudes de ondas de luz entre 200 y 280 nanómetros.

UV-C, un sistema que ayudará a combatir los patógenos en los Jaguar Land Rover

Cuando los rayos UV-C entran en contacto con los patógenos, que ‘viven’ en el sistema de aire acondicionado, descomponen la estructura molecular del ADN y los consigue neutralizar. Además, desde Jaguar Land Rover han apuntado que esta tecnología podría llegar a ayudar en la lucha contra las bacterias que sobreviven a los medicamentos.

El desarrollo de la tecnología UV-C por parte de Jaguar Land Rover forma parte de su objetivo de conseguir “un lugar seguro” dentro de sus vehículos. Steve Iley, director Médico de Jaguar Land Rover, ha asegurado que “el conductor medio puede llegar a pasar hasta 300 horas al año al volante. Existe una clara oportunidad de utilizar mejor los automóviles para prevenir posibles enfermedades”.

El principal objetivo de la nueva tecnología que neutraliza los patógenos de Jaguar Land Rover en los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado es hacer la vida más fácil y sana para sus usuarios. Además, este nuevo sistema ya lo equipa el Jaguar I-Pace y el Range Rover Sport.

El sistema funciona mediante la ionización del aire del habitáculo a través del uso del alto voltaje para crear iones de tamaño nanométrico recubiertos en moléculas de agua. Éstos son capaces de desactivar los patógenos.

Hellmut Münch, director ejecutivo de la Asociación de Investigación de Enzimas Médicas, ha asegurado que “el aumento de superbacterias y alérgenos es una las amenazas más grandes a las que nos enfrentamos. La inversión en inmunología es vital para garantizar que nuestros sistemas estén a la vanguardia de la carrera contra los microorganismos, que evolucionan mucho más rápido de lo que los productos farmacéuticos tradicionales pueden seguir el ritmo”.