Jaguar Land Rover desarrolla un nuevo sistema para combatir el estrés al volante mediante tecnología de Inteligencia Artificial.

Los estudios revelan que más del 74% de las personas admiten sentir estrés en algún momento del día. El simple hecho de ponerse al volante de un automóvil y enfrentarse al tráfico diario puede ser motivo de la aparición del estrés, que no es precisamente un buen aliado a la hora de conducir.

En otras ocasiones, es nuestro propio estado de ánimo el que puede condicionar nuestra actitud al volante. Y para mejorar el bienestar del conductor y que pueda afrontar una tarea como conducir con el estado de ánimo adecuado, Jaguar Land Rover investiga una nueva tecnología basada en Inteligencia Artificial (IA).

Jaguar estres a volante 2

Mediante la utilización de una cámara y una serie de sensores biométricos, el sistema es capaz de evaluar el estado de ánimo del conductor. En función de ello, si fuera necesario, el vehículo cambiaría actualmente algunos ajustes en el habitáculo, como la temperatura del climatizador, la iluminación ambiental o el sistema multimedia.

Es algo que ya ofrecen algunos fabricantes, como Mercedes-Benz con su sistema de control de confort Energyzing, que incluso modifica también fragancias en el habitáculo. En este caso es el conductor el que elige entre diferentes «ambientes» previamente programados.

Adiós al estrés y a la fatiga: el coche se adapta solo

La diferencia con el sistema que plantea Jaguar Land Rover es que sería el propio vehículo el que decidiría qué ajustes activar en el habitáculo, en función de la lectura y el análisis de los datos recogidos por los sensores y la cámara sobre las expresiones faciales del conductor. Por ejemplo, si el sistema detectase que el conductor presenta síntomas de fatiga o de somnolencia (un bostezo, parpadeos continuos) podría desde cambiar la canción que se estuviera reproduciendo en ese momento en el equipo multimedia, o bajar la temperatura del climatizador.

Jaguar estres al volante 3

Del mismo modo, se cambiaría a una iluminación ambiental o a una música más relajantes, en caso de detectar estrés. Y algo similar sucedería para mejorar el confort de los pasajeros traseros. En caso de detectar en sus rostros síntomas de cansancio, podría atenuarse la iluminación, modificar la temperatura e incluso oscurecer las ventanillas en estas plazas.

Información relacionada

Los vehículos de Jaguar y Land Rover prevendrán nauseas y mareos 
Jaguar y Land Rover utilizan cápsulas inteligentes a modo de ojos virtuales 
Jaguar y Land Rover trabajan en la confianza en los coches autónomos