La inteligencia artificial se ha convertido en el nuevo reto del grupo BMW. Ahora, en sus plantas se ha instalado con el objetivo de mejorar su producción.

La inteligencia artificial llega a la producción del grupo BMW y es que esta tecnología no deja de crecer en el sector de la automoción. Desde 2018, el grupo alemán la ha estado utilizando en varias aplicaciones en la producción en serie. En primer enfoque pasa por el reconocimiento de imágenes en la que la inteligencia artificial las evalúa y las compara en milisegundos. De esta forma, la aplicación de AI determina las posibles desviaciones en tiempo real.

Según Christian Patron, jefe de Innovación, Digitalización y Análisis de Datos del grupo de producción de BMW, la tecnología innovadora es rápida, confiable y, lo más importante, fácil de usar. “La inteligencia artificial ofrece un gran potencial. Nos ayuda a mantener nuestros altos estándares de calidad y al mismo tiempo libera a nuestra gente de tareas repetitivas”.

Es importante destacar que en el grupo alemán las aplicaciones flexibles, rentables y basadas en la inteligencia artificial están reemplazando los portales de cámara instalados permanentemente. La AI también se puede configurar rápidamente. Los empleados fotografían al componente y marcan las posibles desviaciones. Así se crea una base de datos de imágenes para crear una denominada red neuronal que será capaz de evaluar las imágenes sin intervención humana.

El nuevo reto de BMW, la inteligencia artificial

La inteligencia artificial también puede realizar tareas de inspección más exigentes. En el área de inspección final en la planta de Dingolfind de la marca, una aplicación compara los datos de pedido de vehículo con una imagen, en vivo, de la designación del modelo producido.

Si la imagen en vivo y los datos del pedido no corresponden, el equipo de inspección final recibe una notificación. Christian Patron ha querido añadir que “confiamos completamente en la experiencia de nuestros empleados en estos esfuerzos. Pueden juzgar mejor en qué pasos de producción una aplicación de AI puede mejorar la calidad y la eficiencia. Mantenemos deliberadamente la configuración e implementación de tales aplicaciones simples. Su operación no requiere un dominio avanzado de TI “.

En el taller de prensa, las piezas de chapa metálica plana se convierten en componentes de alta precisión para la carrocería del automóvil. Las partículas de polvo o los residuos de aceite que permanecen en los componentes después de la formación pueden confundirse fácilmente con grietas muy finas, que ocurren en casos raros durante el proceso. Los sistemas de control de calidad basados ​​en cámaras anteriores en la planta de BMW Group en Dingolfing, Alemania, también ocasionalmente marcaban estos pseudo defectos: desviaciones del objetivo, aunque no había fallas reales.

Con la nueva aplicación AI, estos pseudo defectos ya no se producen porque la red neuronal puede acceder a alrededor de 100 imágenes reales por característica, es decir, alrededor de 100 imágenes del componente perfecto, 100 imágenes con partículas de polvo, otras 100 imágenes con gotas de aceite en el componente.

Inteligencia Artificial, integración en control de instalaciones

La primera aplicación inteligente de control de inteligencia artificial de BMW Group celebró su estreno en la planta de Steyr de BMW Group. Esta aplicación acelera los procesos logísticos al evitar transportes innecesarios de vacíos en cintas transportadoras. Para ello, los contenedores pasan por una estación de cámara. Al usar los datos de imagen almacenados marcados por los empleados, la aplicación de AI reconoce si el contenedor debe ser atado a un palet o si, en el caso de cajas grandes y estables, no se requiere una protección adicional.

Si no se requiere amarre, la aplicación AI dirige un contenedor por la ruta más corta a la estación de remoción de la carretilla elevadora. Por otro lado, los contenedores que deben asegurarse adicionalmente se guían directamente a la sección del transportador con el sistema de amarre y solo a la estación de extracción ubicada detrás. Previamente, Todos los contenedores debían ser transportados a la estación de remoción para contenedores grandes. Desde allí, los contenedores que requerían una seguridad adicional tenían que ser enviados, y solo llegarían a la instalación de amarre y finalmente a la estación de extracción correcta después de tomar este desvío.

Ya existe una clara tendencia hacia el uso de aplicaciones de IA en las plantas de BMW Group. La creciente integración de los análisis de datos inteligentes , la tecnología de medición de vanguardia y la inteligencia artificial abre nuevas oportunidades en la gestión de la producción.