Ford y Vodafone han decidido unir fuerzas para desarrollar un sistema de seguridad que permitirá a sus usuarios anticiparse a los accidentes

Los accidentes de tráfico se presentan como un problema que debe ser erradicado, algo que están intentado llevar a cabo las marcas al recurrir a la nueva tecnología. Ford y Vodafone han unido fuerzas para desarrollar un nuevo proyecto que permitirá a sus usuarios ser conocedores de los accidentes de tráfico que se avecinan, con el objetivo de poder reaccionar con antelación y evitar la colisión. De momento se encuentra en fase de prototipo, pero ambas compañías aseguran que esta realidad será tangible muy pronto, y la cual nos permitirá experimentar una conducción mucho más segura y tranquila.

Con esta premisa, la firma del óvalo no solo conseguirá ofrecer un producto más avanzado tecnológicamente, sino también más apropiado para las carreteras del mañana, las cuales ofrecerán un mayor nivel de seguridad. Para conseguir esto, la colaboración con Vodafone ha sido crucial, ya que la unión de los conocimientos de ambas empresas ha permitido el desarrollo de este nuevo sistema que llegará muy pronto.

Una conexión que alertará a los demás conductores de los accidentes

El objetivo principal de esta nueva tecnología es, sin duda alguna, reducir lo máximo posible el número de accidentes. Para ello, Ford y Vodafone han ideado un sistema que mantendrá conectado a los conductores, de forma que si alguno de ellos detecta un accidente, se enviará automáticamente un aviso a aquellos que se encuentren cerca de la localización del siniestro.

De esta forma, todos aquellos que reciban el aviso podrán anticiparse y evitar tener una colisión o entorpecer el tráfico al acercarse demasiado al lugar del accidente. Sin embargo, alcanzar esta tecnología y ponerla en funcionamiento no es sencillo, por lo que Ford y Vodafone han recurrido a lo que se conoce como KoMoD (Kooperative Mobilität im digitalen Testfeld Düsseldorf), un proyecto en el que se han invertido 15 millones de euros destinados a realizar avances y pruebas con nuevas tecnologías y conducción autónoma.

El eCall de Ford será otro protagonista indispensable

Pese a que esta nueva tecnología está experimentando un fuerte avance, Ford ha permitido que el camino sea más sencillo gracias a los sistemas de seguridad ya existentes en sus vehículos. Esto ha sido posible por la presencia de lo que Ford denomina como eCall y que se encuentra presente en la última generación del compacto americano por excelencia, el Focus.

Esta innovadora medida de seguridad no solo permitirá a los ocupantes del vehículo llamar a los servicios sanitarios en caso de accidente, sino que el propio coche lo podrá hacer de forma automática cuando reciba una notificación de un suceso cercano. Esto será posible en un perímetro de hasta 500 metros, pero las novedades por parte de la firma del óvalo no terminan aquí.

Una nueva forma para ceder el paso a los servicios de emergencia

En muchas ocasiones, desconocemos desde dónde provienen las sirenas de los vehículos de seguridad, lo que conlleva en determinados momentos a ocasionar un atasco y entorpecer el paso de estos. Sin embargo, Ford y Vodafone han querido facilitar el tránsito de las ambulancias, camiones de bomberos y coches de policía cuando haya una emergencia, por lo que enviarán una señal a los demás vehículos a través de este sistema para que conozcan su ubicación.

De esta forma, este nuevo sistema creará “un pasillo de emergencia”, instruyendo a los conductores hacia que lado de la calzada deben aproximarse para ceder el paso. Con esta base, tanto Ford como Vodafone, no solo pretenden revolucionar la tecnología actual, sino también generar una conducción más segura y beneficiosa para los usuarios.