Bosch y Daimler han obtenido la aprobación de las autoridades alemanas para su sistema de estacionamiento autónomo. Está ubicado en el Museo de Mercedes-Benz en Stuttgart.

Bosch y Daimler han alcanzado un acuerdo para conseguir la ansiada conducción autónoma. Ahora, ambas compañías han obtenido la aprobación de las autoridades pertinentes en Baden-Württemberg para su sistema de estacionamiento autónomo que está ubicado en el aparcamiento del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart.

Se accede al servicio de estacionamiento autónomo a través de una aplicación para el smartphone y no requiere que el conductor esté en el interior del vehículo. Esto lo convierte en la primera función de estacionamiento SAE Nivel 4 completamente autónomo y sin conductor, aprobada, oficialmente, para el uso diario.

El Dr. Markus Heyn, miembro del consejo de administración de Robert Bosch, ha asegurado que «esta decisión de las autoridades muestra que las innovaciones como el estacionamiento autónomo son posibles en Alemania. La conducción autónoma y el estacionamiento son elementos importantes para la movilidad del futuro. El sistema de estacionamiento automatizado muestra hasta qué punto hemos avanzado en esta ruta de desarrollo».

«Esta aprobación de las autoridades de Baden-Wurtemberg sienta un precedente para obtener la aprobación en el futuro para el servicio de estacionamiento en garajes de todo el mundo«, ha señalado el Dr. Michael Hafner, jefe de tecnologías de conducción autónoma de Daimler. «Como pionero en la conducción autónoma, nuestro proyecto allana el camino para que el aparcamiento automático entre en producción en el futuro».

Bosch y Daimler se unen por la conducción autónoma

Desde el principio, la máxima prioridad de Bosch y Daimler para el servicio de estacionamiento autónomo ha sido la seguridad. Dado que aún no existe un proceso de aprobación oficial para las funciones de conducción autónoma que no requieren conductor, las autoridades locales supervisaron el proyecto junto a expertos del servicio TÜV Rheinland.

El resultado es un concepto de seguridad integral con criterios de prueba y aprobación adecuados que pueden aplicarse más allá de este proyecto piloto. En el concepto, los desarrolladores definieron como el vehículo sin conductor detecta a los peatones y otros automóviles en su camino y se detiene de manera confiable cuando encuentra un obstáculo. También establecieron comunicaciones seguras entre todos los componentes del sistema y tomaron medidas para garantizar la activación confiable de la maniobra de estacionamiento.

Los sensores Bosch en el garaje vigilan el vehículo y sus alrededores y brindan la información necesaria para guiar el vehículo. La tecnología en el automóvil convierte los comandos de la infraestructura en maniobras de conducción. De esta manera, los automóviles pueden incluso subir y bajar rampas para moverse entre pisos en el aparcamiento. Si los sensores de infraestructura detectan un obstáculo, el vehículo se detiene de inmediato.

Bosch y Daimler comenzaron a desarrollar un estacionamiento sin conductor completamente autónomo en 2015, y en el verano de 2017, su solución piloto en el estacionamiento del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart alcanzó un hito importante: el estacionamiento automatizado en condiciones reales, con y sin conductores en el rueda, se presentó al público por primera vez. Este estreno fue seguido por una fase intensiva de pruebas y puesta en marcha. A partir de 2018, los visitantes del museo podrían utilizar el servicio de estacionamiento en vivo, acompañados por personal de seguridad capacitado, y compartir su experiencia.