El pasado día 30 de octubre de 2018, el telescopio espacial Kepler de la nasa dejó de funcionar debido al agotamiento de combustible. Ha superado todas las expectativas de longevidad que se le estimaban y ha llegado a confirmar más de 2.600 planetas en nuestro sistema solar.

El telescopio kepler ha supuesto uno de los mayores aportes para la ciencia encargada en estudiar los secretos del universo. En sus casi 10 años de vida útil ha podido confirmar más de 2.600 planetas solo en nuestro sistema solar, sin embargo, el pasado día 30 de octubre de 2018, su funcionamiento llegó a su fin.

La NASA hizo unas declaraciones el pasado mes de marzo advirtiendo que la vida útil del Kepler podría llegar a su fín muy pronto. De hecho, el telescopio había sido puesto en reposo varias veces durante los últimos meses para preservar su combustible.

Telescopio Kepler llega a su fin. Universo y espacio.

3.12 galones de combustible han sido la principal fuente de energía que le han permitido surcar el espacio durante casi 10 años. Algo que puede parecer sorprendente si no se tiene en cuenta que en el espacio, la velocidad que se obtiene es constante una vez alcanzada, ya que, no hay fuerzas de rozamiento, viento u otros factores externos que provocarían su deceleración, por lo que puede viajar sin consumir ni un solo mililitro de su combustible.

Sin embargo, el tiempo todo lo puede, y el Kepler se convertirá en un recuerdo espacial, en uno de esos primeros artilugios que se estudiarán en el futuro, como tecnología “arcaica”, pero que supuso un gran paso en la exploración espacial.

Telescopio Kepler llega a su fin. Universo y espacio.

Como podemos ver en la imagen ofrecida por la NASA, durante los 9.6 años de vida útil del telescopio Kepler, se han revelado la existencia de 2.662 nuevos planetas confirmados, se han observado 520.506 estrellas y documentado 61 supernovas.

Además se han empleado 732.128 comandos y almacenado más de 670 GB de información útil. Su consumo, aunque cueste creerlo, se ha limitado a la escasa cantidad de 11,81 litros de combustible con los que se han llegado a recorrer la nada desdeñable cifra de 151 millones de kilómetros.

En palabras de Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington DC:

“Como la primera misión de la NASA en la búsqueda planetas, Kepler ha superado todas nuestras expectativas y allanó el camino para nuestra exploración y búsqueda de vida en el sistema solar y más allá. No solo nos mostró cuántos planetas podrían estar ahí fuera esperándonos, sino que generó un campo de investigación completamente nuevo que ha tomado por asalto a la comunidad científica. Sus descubrimientos han arrojado una nueva luz sobre nuestro lugar en el universo e iluminado los tentadores misterios y posibilidades entre las estrellas”.

Parece que la eterna búsqueda en la exploración espacial ha perdido un poderoso aliado, sin embargo, pronto nuevos reemplazos mucho más preparados y tecnológicamente avanzados nos aportaran datos fascinantes del universo en el que vivimos, y nos revelarán todo tipo de secretos que nos esperan en el oscuro y frío espacio exterior.

Telescopio Kepler llega a su fin. Universo y espacio.

Os dejamos con un vídeo que muestra de manera resumida cual será el destino a partir de ahora del difunto telescopio Kepler: