La empresa estadounidense Gentex ha desarrollado el retrovisor del futuro, que combina el reflejo del espejo con la imagen de una cámara que muestra un perímetro mucho mayor.

Gentex, empresa especializada en la fabricación de espejos retrovisores, presenta una nueva tecnología que puede revolucionar el sector. Se trata de un nuevo retrovisor que combina el reflejo de un espejo convencional con la imagen que brinda una cámara de alta resolución.

Gracias a esto, el conductor tendrá dos formas diferentes de ver lo que hay detrás de su coche. Las imágenes recogidas por la cámara provienen de una pequeña vigía que está colocada en la parte trasera del coche capaz de proporcionar un campo de visión mucho más amplio que el que da un espejo convencional. Este sistema es algo similar al Audi Virtual Mirror del Audi e-tron, o los retrovisores virtuales que pretenden instalar Honda en su nuevo eléctrico, el E.

Lo que nos está presentando Gentex no es una versión beta del sistema, y es que ya lleva cuatro años en el mercado, se ha probado en profundidad en Estados Unidos y se ha montado en coches de clientes. Concretamente, la empresa ha montado este revolucionario dispositivo en modelos como el Cadillac CT6 o el Range Rover Evoque.

Gentex quiere traer el retrovisor del futuro a Europa

Sin embargo, Gentex no se conforma con tener asentada su tecnología sólo en el mercado estadounidense, sino que confía plenamente en su potencial y cree que puede llegar sin problemas al mercado europeo. Por ello, planea presentar esta nueva tecnología a marcas tan punteras como BMW, Porsche y Mercedes-Benz.

Brad Bosma, vicepresidente de sistemas de visión y vidrio regulable de Gentex, se ha reunido con la Facultad de Ciencias Aplicadas de Kempten (Alemania), para optimizar su sistema y hacer que los clientes del viejo continente pudieran llegar a testearlo.

Por lo tanto, se instaló este nuevo retrovisor en algunos coches y se pusieron a disposición de algunos expertos para que lo probaran. La mayoría de estos evaluadores coincidieron en su opinión con las que Gentex había recogido en Estados Unidos. La diferencia más reseñable es que en las carreteras europeas, la imagen tiene más movimientos a altas velocidades, debido seguramente a que el relieve estadounidense es más llano.

La empresa ha declarado que esto no es un problema grave, puesto que pueden cambiar el campo de visión cuando el coche vaya a altas velocidades y desenfocar el perímetro de la imagen para que el conductor no pueda apreciarlo.

Alemania es el objetivo

Gracias a este experimento en territorio europeo, Gentex espera que su retrovisor se empiece a extender en Europa. Además, elegir Alemania para probar su dispositivo no es ninguna casualidad, puesto que es una potencia mundial en el sector de la automoción, con marcas tan importantes como BMW, Mercedes-Benz o el todopoderoso Grupo VAG. Por tanto, sería un enorme éxito para la empresa añadir alguna de estas a su cartera de clientes, donde ya están Nissan, Chevrolet o Buick.

Las prevision de Gentex es entregar nada menos que 500.000 unidades de su producto, aunque si consiguiera la alianza con alguno de los gigantes alemanes de la automoción, no hay duda de que este número se podría disparar.