Antes de conseguir la victoria en la Formula E, con un coche como el BMW iFE.18, enormes cantidades de trabajo en entornos virtuales han sido necesarios. Los ingenieros que trabajan en el BMW i Motorsport project, utilizan una simulación para su desarrollo.

Para conseguir la victoria en un circuito de Formula E, una gran cantidad de preparación virtual es requerida. Ingenieros del constructor alemán usan un sistema basado en la simulación para llevar a cabo su trabajo.

Simulador BMW Fórmula E

Es en este simulador donde la mayoría de testeos tienen lugar, tanto en la fase de desarrollo como en la preparación antes de la carrera. Sin un sofisticado simulador, la participación en campeonatos como el ABB FIA Formula E serían inviables.

Los pilotos también se preparan dentro de este simulador, donde se obtiene experiencia no solo del circuito, sino de la experiencia de aceleración que produce un coche eléctrico, entre otras cosas.

En palabras del piloto novato Sims:

“La experiencia que ofrece la tecnología de simulación es increíblemente valiosa, especialmente para mi en mi condición de novato. Gracias al uso de esta tecnología, la inmersión virtual que genera el simulador, es muy parecida a la realidad, consiguiendo mejorar incluso mis récords personales.”

Durante este tipo de simulación, todos los detalles son analizados al milímetro. La atención reside en el software del propio simulador, el cual es programado por los propios ingenieros de BMW.

Simulador BMW Fórmula E

Además del software, el hardware también requiere una atención especial. Él es el encargado de transmitir realismo a la posición de conducción, la posición al volante, o la transmisión entre otros factores.

Simulador BMW Fórmula E

Parece que en este clásico campo, como es el racing de vehículos de carreras, las nuevas tecnologías han llegado para quedarse. Pronto los pilotos cosecharán más experiencia por las horas en simulador que en los coches reales.