Darpa (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de los Estados Unidos), ha presentado el “Sistema de Automatización de Cabina Aircrew Labor” (ALIAS), el cual permite a los helicópteros volar de manera autónoma.

Parece que el futuro está cada vez más cerca, ahora son los vehículos voladores los que pretenden dar el paso hacia una conducción completamente autónoma.

Helicóptero Autónomo DARPA

Pese a que el ejército ya dispone de este tipo de tecnología en drones de reconocimiento, y demás dispositivos altamente sofisticados, la inclusión de un helicóptero que pueda transportar a pasajeros y vuele por sí mismo, es algo completamente novedoso.

Por ahora este sistema todavía requiere de la supervisión de un piloto, sin embargo, DARPA se está centrando actualmente en automatizar acciones más básicas como son la del mantenimiento de la altitud, la planificación automática de las rutas mediante satélite y la evasión de obstáculos entre otras.

Helicóptero Autónomo DARPA

Las pruebas se están llevando a cabo con un helicóptero Sikorsky S-76B completamente modificado. El plan es incluir este tipo de tecnología en el futuro en los famosos helicópteros de combate Black Hawk, en algún momento de 2019.

Helicóptero Autónomo DARPA

La principal ventaja que aporta este tipo de tecnologías dentro del ámbito militar, es que en un futuro, los helicópteros podrán volar y crear ofensivas aéreas sin la intervención humana, lo que evitará perder vidas innecesarias de soldados.

Actualmente el proyecto se encuentra en la Fase 3. Los ingenieros de Sikorsky que desarrollan ALIAS, han comenzado a integrar el sistema en un UH-60 Black Hawk, para que, llegada la fecha clave en 2019, pueda ser capaz de realizar pruebas y demostraciones por sí solo.

Helicóptero Autónomo DARPA

Gracias al respaldo total del Ejército y del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Drozeski afirmó que el Black Hawk es la plataforma ideal para que ALIAS se convierta en una realidad y de un paso más hacia la automatización de los desplazamientos aéreos.

“Hemos elegido el Black Hawk como la plataforma que queremos para demostrar la integración completa de las capacidades de tipo ALIAS, todos los circuitos, interruptores e instrumentos en la nave, de modo que la capacidad que ALIAS proporciona a un miembro de la tripulación es realmente como un copiloto”, dijo Drozeski. “Puede volar rutas, planificar rutas, ejecutar procedimientos de emergencia y hacer todo eso perfectamente”.

Parece que el futuro de los aparatos voladores autónomos está cada día más cerca, puede que dentro de 50 años, esta tecnología esté tan arraigada y perfeccionada, que no tendremos que preocuparnos de nada para llegar a ningún sitio.

A continuación te dejamos este interesante vídeo sobre el desarrollo del helicóptero con el que DARPA está trabajando: