La administración sueca se ha planteado cómo de seguras son algunas campers y ha grabado para su estudio algunos crash test de autocaravanas

Es habitual recoger las pruebas de impactos de los coches en sus fases de desarrollo para poder evaluar el nivel de seguridad para con sus ocupantes y respecto del resto de usuarios de las vías.

Tanto por recoger los mejores como los peores coches Euro NCAP, estas listas deberían ser algo más que anecdóticas en cuanto a la compra de un coche nuevo se tratara pero, de igual manera, debieran ser influyentes respecto de la adquisición o alquiler de un vehículo tipo camper.

Una situación que ha llegado hasta el gobierno sueco el cual se ha propuesto evaluar la seguridad de estas furgonetas a través del Trafikverket, el que sería equivalente al área de gobierno en lo referente al tráfico sueco, debido al auge que estos vehículos están alcanzando en el último lustro en el país escandinavo y de los datos de personas fallecidas en los accidentes donde estos vehículos recreativos se han visto implicados.

La camperización aumenta el disfrute y el riesgo de estas furgonetas

A pesar de que estos vehículos son transformados según los estándares de seguridad exigidos y homologados para su circulación como cualquier automóvil en base a la normativa de cada país, la modificación arquitectónica y estructural también implica un cambio en los márgenes de seguridad de los vehículos camperizados.

Desde los elementos propios del vehículo como los instalados en su personalización como camper, hasta los bienes o utensilios sin fijación propios de quienes llevan a cabo una jornada de convivencia dentro de una de estas furgonetas, pueden tener consecuencias irreparables incluso en un choque a solo 64 km/h como el simulado en este vídeo que recoge el crash test de una autocaravana de última generación.

En España ya se alertó del riesgo de viajar en autocaravanas

Y es que este tema también ha sido puesto de manifiesto en España, en este caso por una entidad ajena a la administración pública como es la Organización de Consumidores y Usuarios quienes ya denunciaron en 2014 con el siguiente vídeo el riesgo que implica viajar en autocaravana sin el cinturón de seguridad correctamente situado.

El crash test de la autocaravana de la OCU muestra la letal repercusión que puede suponer la ausencia de viajar sin el cinturón abrochado y de disponer de un sinfín de atrezo que se torna proyectiles cuando se viaja en uno de estos vehículos por muy baja que sea la velocidad.