Conducción utilizando un solo pedal, ¿en qué consiste? La mayor parte de los nuevos coches híbridos y eléctricos funcionan a través de este método. De esta forma se conducirá de forma más eficiente.

Opel acaba de presentar su nuevo SUV híbrido, el Opel Grandland X. Llega al mercado con una mecánica híbrida enchufable y una conducción utilizando un solo pedal. Esta tecnología puede llegar a sorprender a muchos usuarios pero, ¿cómo se conduce con un solo pedal?

Opel se refiere a la conducción con un solo pedal a la que se realiza en los coches híbridos y eléctricos. Esta técnica consiste en aprovechar al máximo el sistema de recuperación de energía del modelo al aproximarnos a un sitio donde se tenga que frenar, como los ceda al paso, los stops, los semáforos o incluso una rotonda.

De esta forma, el conductor conseguirá recargar las baterías y circular sin la necesidad de pisar el pedal freno. El uso del freno motor del sistema de recuperación de energía es suficiente para desacelerar el vehículo.

Nissan Leaf e-Pedal

Usar el freno motor; síntoma de una conducción eficiente

Se recomienda utilizar el modo de conducción de un solo pedal en todos los coches híbridos y eléctricos para generar mejor la potencia y conducir de forma eficiente. Ahora, en las nuevas unidades, se puede gestionar la retención del sistema a través de las levas del volante. Esto permitirá regular el punto de frenado del coche y conseguir una mayor carga de la batería.

Es importante saber que el empleo de esta técnica no sustituye al freno tradicional pero si que permite dejarlo a un lado en muchas situaciones diarias. De esta forma, se mejorará notablemente la eficiencia de nuestra circulación, aprovechando la energía de las frenadas al tiempo de hacer consciente al conductor de la importancia de una conducción más ecológica. Esto también conllevará un ahorro en combustible.

Desde Opel aseguran que si se utiliza este sistema de conducción se puede llegar a conseguir una autonomía de un 10% mayor que si se conduce de forma habitual.

Hyundai Ioniq Eléctrico

Opel Grandland X, un híbrido para practicar la conducción con un solo pedal

El nuevo Opel Grandland X tiene una potencia de 300 CV y una autonomía eléctrica de 50 Kilómetros. Este nuevo SUV de la marca alemana equipa un sistema híbrido que está compuesto por un motor gasolina de 1.6 litros que desarrolla 200 CV.

Opel Grandland X

Este propulsor va acompañado de dos motores eléctricos; una en cada eje, que general 100 CV adicionales. La potencia combinada alcanza los 300 CV y una tracción total. Además, puede circular hasta 50 kilómetros en modo completamente eléctrico. Desde Opel homologan un consumo medio de 2.2 litros/100 kilómetros según el WLTP.