El Scania AXL es un concepto de camión autónomo propulsado por un motor de combustión que utiliza biocombustibles renovables.

Al Scania AXL no le hace falta cabina de mandos. Este concepto de camión para el transporte de materiales pesados en canteras y minas es completamente autónomo, aunque bajo su futurista aspecto también guarda alguna que otra sorpresa.

Camion Autonomo Scania 6

Sí, cuando decimos completamente autónomo nos referimos a algo similar a lo que sería el máximo de los niveles de conducción autónoma para vehículos de turismo. La marca ya tiene proyectos anteriores de camiones y autobuses autónomos en los que se requiere la presencia de un conductor que pueda tomar el control como medida de seguridad. Pero en el AXL no es necesario, lo que permite prescindir incluso de la cabina.

No es el primer proyecto de este tipo que presenta Scania, que quiere convertirse en uno de los primeros fabricantes  en ofrecer esta solución en sus camiones pesados. Y la base de este prototipo no es nada descabellada, con un concepto totalmente modular.

Puedes ver cómo funciona en este vídeo.

Para su funcionamiento, el Scania AXL necesita de los mismos elementos que un coche preparado para la conducción autónoma: cámaras de vídeo, sensores de láser y de ultrasonidos, radares y receptores GPS. Esto permite al camión circular y «guiarse» a través de minas o de grandes obras, en base a un sistema logístico que indica previamente al vehículo cómo debe funcionar.

Camion Autonomo Scania 1

Otra particularidad del Scania AXL es que no combina conducción autónoma con propulsión eléctrica. En vez de motores eléctricos y baterías, este concepto utiliza un motor convencional de combustión, pero que funciona con biocombustibles renovables. Eso sí, ni una pista de qué tipo de motor (gasolina o diésel), ni tampoco de la potencia que es capaz de ofrecer.

Camion Autonomo Scania 3

Lo único que parece claro, a la vista de las imágenes y del vídeo, es dónde va situado: debajo de la cabina… que no existe.