Tras conocer este dispositivo, seguro que lo añades a tu lista de deseos en tu plataforma favorita de compras por internet

El compresor Norshire es uno de esos gadgets o herramientas de los que sientes la necesidad de incluir dentro del aparataje de tu coche. Como el extintor, un juego de llaves y una navaja multiuso, llevar en el coche un compresor puede salvarte de más de una situación de riesgo.

Por ejemplo, quienes disfrutan de la naturaliza y el aire libre practicando actividades off-road saben que ajustar las presiones de las ruedas de sus todoterreno puede suponer la diferencia entre salvar con éxito un desafío o esperar a ser remolcado.

Pero lejos de las situaciones más aventureras, siguiendo nuestras recomendaciones sobre el cuidado y mantenimiento de los neumáticos, sabrás que en nuestra página hermana Top10Motor te recomendamos revisar la presión una vez al mes o cada 1.000 km recorridos.

Pero seguro que has vivido esa situación en la que no siempre se dispone de un compresor a mano o bien, el de la gasolinera más cercana tiene menos precisión que el navegador GPS de la colchoneta de playa que también puedes inflar con el compresor Mini de Norshire que te presentamos.

Pequeño, ligero y potente

Esta herramienta de mano permite insuflar aire desde los neumáticos del todocamino más bruto o a las ruedas de la bicicleta de alquiler dispuesta en la salida del metro más cercano, como a las del utilitario urbano con mayor alergia a salir del asfalto como a cualquier otro cuerpo que quieras inflar, por ejemplo, el balón deformado de la sobrina aficionada al baloncesto o la cama hinchable que compraste para cuando el cuñado se presenta por sorpresa buscando un sitio donde pasar la noche.

Tomando como referencia un coche estándar, este compresor de aire es capaz de funcionar hasta 8 minutos seguidos e inflar una rueda en unos 5 minutos con lo cual permite ajustar la presión de cuatro neumáticos pero no de hinchar por completo un juego completos de una sola vez. Recarga su batería supone un tiempo de entre 40 y 90 minutos y la vida útil se estima en unas 3.000 recargas.

Se presenta en tres configuraciones: Battery, Battery-less y la Power Version. La presión que ejerce este compresor va desde los 4,5 bares de las dos primeras a los 12 de la más poderosa. Esto se traduce en 17 litros por minuto minuto de máximo insuflados por los dos primeros tipos y de 10 L/m para la última.

Aunque no está a la venta, su puesta en el mercado llegará en octubre. El precio del compresor Norshire parte de 49.99 dólares para la versión sin batería que puede conectarse a una toma de 5 ó 12 V; 69,99 $ para la versión estándar con acumuladores y de 99,99 para la Power.