Cada día los logros obtenidos por el campo de la medicina son más sorprendentes. El último gran éxito viene de manos de la investigadora de origen mexicano Eva Ramón Gallegos. Ha conseguido curar el virus del papiloma humano en varios sujetos…

Los avances en la medicina son un motivo de alegría y optimismo para todos nosotros. Gracias a estos avances, enfermedades que hoy nos parecen cómicas, tales como la gripe, antaño mataban a millones de personas al año…

El último gran logro viene de manos de una increíble investigadora médica llamada Eva Ramón Gallegos. De México, esta investigadora ha conseguido erradicar el virus del papiloma humano en nada menos que 29 mujeres, y sí, lo ha conseguido eliminar por completo.

Cura papiloma humano

La científica médica del Instituto Politécnico Nacional, ha conseguido un nuevo hito en la historia de la medicina, acercándonos cada vez más a un mundo libre de enfermedades letales.

Fué el propio Instituto Politécnico nacional el que se encargó de comprobar los resultados en estas 29 mujeres, las cuales vieron su enfermedad curada gracias a una técnica de terapia fotodinámica y no invasiva.

Eva Ramón Gallegos ha estudiado detenidamente los efectos de la terapia fotodinámica durante más de 20 años. Este es un ejemplo más de que la experiencia, la dedicación, y el no rendirse frente a tus objetivos puede llevarte a conseguir cosas casi imposibles.

Este método de la fotodinámica también se puede utilizar para mejorar lesiones producidas de cáncer de cérvix en sus etapas iniciales.

Cura papiloma humano

La terapia de fotodinámica consiste en aplicar un fármaco conocido como ácido delta aminolevulínico. Se introduce a través del cuello del útero de los pacientes. Tras cuatro horas, este se transforma en protoporfirina IX, la cual es una “sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas.”

Esto permite eliminar únicamente las estructuras impregnadas con dicho químico a través de un rayo láser especial.

Más allá de su aplicación, lo que está claro es que estamos cada vez más cerca de enfrentarnos a las peores de las enfermedades. Puede que pronto conozcamos la curación al cáncer, pero hasta entonces, será apasionante poder ver los avances que van ocurriendo poco a poco.