El primer prototipo del autobús autónomo de IVECO se presentará en 2021. Este vehículo será capaz de circular a 40 km/hora sin conductor y transportando a más de cien pasajeros.

El IVECO BUS se presentó en 2017 formando parte del proyecto STAR. Sus siglas significan Sistema de Transporte Autónomo Rápido y su objetivo es desarrollar el primer autobús autónomo estándar y sin conductor, capaz de operar en condiciones similares a las reales. Es importante destacar que el primer prototipo llegará en 2021.

El autobús autónomo de IVECO tendrá doce metros de longitud y capacidad para transportar alrededor de cien pasajeros en condiciones óptimas en términos de seguridad y comodidad. Según el fabricante, “el objetivo de este autobús es alcanzar velocidades de hasta 40 km/hora y todo ello sin conductor”.

Para conseguir dicho objetivo, el IVECO BUS autónomo está siendo desarrollado por un grupo de empresas y laboratorios. El prototipo está siendo equipado con componentes electrónicos y sensores. Uno de los socios de IVECO, EasyMile, líder mundial en soluciones de movilidad inteligente, proporciona su tecnología “y su experiencia en integración de plataformas, despliegue y gestión autónoma de flotas de vehículos”.

IVECO BUS, un autónomo con autonomía para 40 km

El pasado mes de noviembre de 2017, todos los socios que forman parte del proyecto recibieron la aprobación del Fondo Único Interministerial Francés, FUI, con el apoyo de los clústeres de competitividad de CARA y Aerospace Valley.

Actualmente, el proyecto está formado por empresas como Ifsttar, Inria, Isae-Supaero, Michelin, Sector y Transpolis. Por su parte, IVECO BUS ha recibido una subvención de la región de Auvergne-Rhône-Alpes para este proyecto.

El desarrollo de este autobús sin conductor es el resultado de la colaboración de estos socios con las diferentes áreas de experiencia. Cada uno de los participantes ha apostado por un área. EasyMile ha facilitado las soluciones de vehículos sin conductor, Iffstar, la accesibilidad de las personas con movilidad reducida y la aceptabilidad de este tipo de vehículo para todos los usuarios. Inria, la detección de obstáculos en la carretera a alta velocidad. Isae-Supaero, la localización. IVECO, por su parte, las soluciones relacionadas con el vehículo y el drive-by-wire. Sin olvidarnos de Michelin que subido su apuesta por los neumáticos inteligentes.

IVECO

Sector se ha encargado de la seguridad y la gestión de riesgos y Transpolis de las pruebas de validación. “Este proyecto de investigación y desarrollo permitirá comprender las limitaciones de las operaciones sin conductor y probar un autobús autónomo de nivel 4 en condiciones reales, la etapa final antes de la plena autonomía. Inicialmente, este autobús operará en áreas reservadas o en carreteras dedicadas, evolucionando hacia la integración en el flujo de tráfico normal”.

Según los socios participantes, “este proyecto marca un hito crucial en Europa en el campo del transporte autónomo, consciente de que hay otros desafíos que deben ser abordados en otras áreas: la evolución del marco normativo y legislativo etc”.

El proyecto de investigación STAR ha sido acreditado por el clúster de competitividad de CARA. El objetivo de CARA es catalizar transformaciones en la movilidad urbana, en particular el transporte de personas y mercancías del futuro. “Durante muchos años, IVECO BUS ha desarrollado ayudas para la conducción de autobuses. Además de la guía óptica, que ha garantizado durante 15 años que los autobuses paren exactamente en sus paradas, hoy en día, los autocares IVECO BUS ofrecen muchos avances técnicos que mejoran la seguridad y constituyen los primeros pasos hacia la conducción autónoma”.

IVECO

“IVECO BUS también ha probado el “garaje inteligente”. El principio es que los autobuses, equipados con sensores, se estacionen en el depósito, sin participación humana. Esto ofrece la ventaja de una maniobra más rápida, ahorrando tiempo y espacio: el vehículo se conduce solo, optimiza el espacio disponible, al entrar y salir del depósito. El repostaje y el lavado también pueden llevarse a cabo con plena autonomía”.

“El resultado de este proyecto son muchas pruebas y horas de investigación para trabajar en busca de un autobús totalmente autónomo, listo para asumir los desafíos del mañana, con total seguridad”, han finalizado.