Mercedes-Benz ve el fin de los motores de combustión en 2039. Además, acaba de adoptar una nueva estrategia ‘Ambition2039’ y está trabajando en combustibles sintéticos.

Mercedes-Benz acaba de anunciar una nueva estrategia de cero emisiones. Se denomina ‘Ambition2039‘ y tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 en sus vehículos. Ahora, la marca de la estrella ha puesto como límite el año 2039 para el fin de los modelos de combustión.

Hasta hace no muchos meses, Daimler apostaba por una mayor carga tecnológica en sus modelos, sobre todo en los diésel para cumplir con los objetivos impuestos mientras otros fabricantes apostaban por la eliminación de sus modelos diésel de sus gamas.

“Ambition 2039”

‘Ambition2039’

Esta nueva estrategia de Mercedes-Benz viene reforzada con el nuevo lema: First Move the World, un lema que esconde un significado más profundo de lo que parece ya que es capaz de abarcar cuatro dimensiones.

Los Responsables de Mercedes-Benz pretenden ofrecer una gama de modelos de pasajeros sin emisiones de carbono en 20 años. Esto podría llegar a suponer que el fabricante alemán apostara por desarrollar modelos eléctricos o incluso híbridos enchufables. Cabe destacar que esto sería un gran reto para la marca de la estrella y es que acaba de lanzar al mercado el Mercedes-Benz EQC, su primer coche eléctrico.

Las nuevas inversiones del fabricante perteneciente a Daimler se centra en el desarrollo de los combustibles sintéticos para la próxima generación de vehículos híbridos enchufables y en el desarrollo de las pilas de combustible de hidrógeno para los coches eléctricos.

“Ambition 2039”

En 2030, Mercedes-Benz a por los vehículos PHEV

Mercedes-Benz tiene contemplado en sus previsiones que para el próximo año 2030, los coches eléctricos puros y los híbridos enchufables representarán más del 50% del total de las ventas de sus modelos, por lo que la marca se centrará en el desarrollo de los servicios de movilidad compartida con el objetivo de difundir el uso de los coches eléctricos y de la tecnología.

Además, Mercedes-Benz aplicará todos los conocimientos para aplicar dicha tecnología al resto de vehículos como camiones, autobuses e incluso vehículos comerciales a través de un sistema de módulos.

Para el fabricante alemán, también es importante y fundamental el desarrollo de la tecnología de la pila de hidrógeno. La marca ya está probando, en condiciones reales aunque experimentalmente, la pila de combustible en el Mercedes-Benz GLC F-Cell, un SUV con cero emisiones de CO2 y totalmente eléctrico.

“Ambition 2039”

Torsten Eder, jefe de desarrollo de motores de Daimler, ha manifestado que “somos conscientes de que hoy es imposible conocer las condiciones que los clientes demandarán dentro de 20 años, ni siquiera a una década, trabajando en diferentes ámbitos; uno de ellos es una nueva generación de motores de combustión alimentados con combustibles sintéticos”.