El estado de California quiere convertirse en un ejemplo para el resto del mundo en su lucha por el cambio climático, por eso, a partir del año 2020, todas las casas nuevas deberán venir equipadas con paneles solares.

California es oficialmente el primer estado de los Estados Unidos que obligará a las constructoras a que todas sus casas incorporen o estén conectadas con una red de energía solar, o valga la redundancia, con paneles solares.

Ha sido la Comisión de Normas de Construcción de Golden State la que se ha encargado de aprobar dicha legislación, la cual ha sido aprobada y obligará con efecto inmediato a partir del año 2020, a incorporar dicha tecnología solar en todas las nuevas construcciones.

Paneles Solares integración casas California

Según los cálculos respecto a los nuevos costes de producción de dichas casas, el hecho de incluir paneles solares provocaría 10.000 € extra por vivienda. Un número no demasiado exagerado si tenemos en cuenta el valor total de una casa, pero que sin embargo, para los bolsillos menos abultados, supondrá un obstáculo más.

De esos 10.000 dólares, 8,400 son destinados al panel solar en cuestión y los 1.500 restantes se enfocan en hacer las viviendas más eficientes en el consumo de energía.

Los paneles deberán tener una vida útil de al menos 30 años, por lo que podemos estar seguros que la pretensión con la instalación de los mismos, es poco a poco, ir acostumbrando a la gente a que los propios paneles se conviertan en su propia fuente de energía principal, sobretodo si tenemos en cuenta que el Estado de California, es uno de los que más luz solar recibe a los largo del año en EE.UU.

Paneles Solares integración casas California

Según Kent Sasaki, ingeniero estructural y uno de los votantes para instaurar este ambicioso plan:

“Estas previsiones son realmente históricas y serán un fro de luz para el resto del país”.“Es el comienzo de una mejora sustancial en la forma en que producimos energía y reducimos el consumo de combustibles fósiles. Se espera que las nuevas construcciones aumenten drásticamente el número de paneles solares en los techos de Golden State. El año pasado, los constructores sacaron permisos para más de 115.000 casas nuevas, casi la mitad de ellas para casas unifamiliares.”

Sin duda creemos que es una gran iniciativa que sin embargo, costará aplicar, pero que con el tiempo podrá concienciar a un la población sobre cómo obtener la energía y como utilizarla más adecuadamente.